Buen ritmo en las vacunaciones de La Alberca, Linares de Riofrío y Tamames

 Buen ritmo en las vacunaciones de La Alberca, Linares de Riofrío y Tamames


Nuevo paso en las vacunaciones contra la Covid-19 en la Sierra de Francia con las vacunaciones masivas realizadas en la jornada de ayer en los pabellones municipales de Linares de Riofrío, Tamames y La Alberca, a donde acudieron los usuarios convocados de los pueblos pertenecientes a las zonas básicas de cada centro de salud.

En Linares de Riofrío fueron las cinco enfermeras y los médicos del centro de salud del municipio los encargados de poner la primera dosis de la vacuna de Pfizer a los nacidos entre los años 1932 y 1941 (de 80 a 89 años) y la segunda dosis a los mayores de 90 años, así como a media docena de trabajadores sociosanitarios, según el horario establecido: de 11:00 a 11:30 horas, a vecinos de San Esteban de la Sierra, Santibáñez de la Sierra, Valero, Herguijuela del Campo y La Sierpe; de 11:30 a 12:30 horas, de Frades de la Sierra, Endrinal, Monleón, Navarredonda de la Rinconada y Casas de Monleón; de 12:30 a 13:30 horas, de San Miguel de Valero, Escurial de la Sierra, El Tornadizo, Hondura y Corralito; y de 13:30 a 14:30 horas, de Linares de Riofrío y Santo Domingo de la Herguijuela. En total, 306 personas.

Las enfermeras manifestaban que «hemos ido en hora, no se ha acumulado la gente y todo el tiempo hemos tenido sillas libres». Y añadían que el convocar a las personas por pueblos, en lugar de por apellidos, ha permitido facilitar el desplazamiento. Por su parte, un grupo de vecinos de Escurial de la Sierra destacaba lo bien que estaba organizado, que en todo el momento se había guardado la distancia de seguridad y lo poco que habían tenido que esperar, así como que no les había dolido nada. Otros de Linares de Riofrío señalaban que una vez vacunados ahora ya podrán ver y ‘achuchar’ a sus nietos, algo de lo que tienen muchas ganas. Entre los vacunados de Linares, el párroco, Juan José Regalado, de 85 años.

El Ayuntamiento de Linares de Riofrío quiso agradecer la labor del personal sanitario enviándoles hornazo para comer, «ya que por las restricciones no podremos celebrar el Lunes de Aguas», afirmaba el alcalde, Ignacio Polo.

En Tamames, por su parte, los sanitarios del centro de salud contaron con el apoyo de miembros de Cruz Roja, al igual que ocurrió en La Alberca. En el pueblo pucherero tocaba poner la segunda dosis de la vacuna a 107 personas de los municipios de Abusejo, Alba de Yeltes, Aldeanueva de la Sierra, Aldehuela de Yeltes, Barbalos, Berrocal de Huebra, Cereceda de la Sierra, Cilleros de la Bastida, Diosleguarde, La Bastida, Morasverdes, Narros de Matalayegua, Peralejos de Solis, Puebla de Yeltes, Rinconada de la Sierra, Sepulcro-Hilario, Tamames y Tejeda y Segoyuela.

Al principio hubo cierta aglomeración de gente porque las vacunas llegaron con retraso y también porque hubo personas que llegaron antes de la hora a la que estaban citados, pero a las dos de la tarde ya se había finalizado con todo el proceso.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.elnortedecastilla.es y maría jesús gutiérrez / word ).

Salamanca Realidad Actual

http://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *