La FDA aprueba un nuevo fármaco para tratar el alzhéimer en fases iniciales

 La FDA aprueba un nuevo fármaco para tratar el alzhéimer en fases iniciales


La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado la inyección de Kisunla, cuyo principio activo es donanemab, para el alzhéimer. El tratamiento con este fármaco, que se administra en forma de infusión intravenosa cada cuatro semanas, debe iniciarse en pacientes con deterioro cognitivo leve o en la etapa de demencia leve de la enfermedad, que es la población en la que se estudió el tratamiento en los ensayos clínicos.

La aprobación definitiva se ha producido apenas un mes después de que el comité asesor de la FDA aprobase por unanimidad que los beneficios de donanemab, el tratamiento experimental de Eli Lilly contra el alzhéimer, superaban sus riesgos, y coincidieron en que los datos de los ensayos mostraban su eficacia en pacientes con una fase temprana de la enfermedad que destruye la memoria.

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno cerebral irreversible y progresivo que destruye lentamente la memoria y las habilidades de pensamiento y, con el tiempo, la capacidad de realizar tareas sencillas.

Aunque no se conocen por completo las causas específicas de la enfermedad, se caracteriza por cambios en el cerebro (incluidas las placas de beta amiloide y los ovillos neurofibrilares o tau) que provocan la pérdida de neuronas y sus conexiones. Estos cambios afectan a la capacidad de la persona para recordar, pensar y hablar.

La eficacia de donanemab se evaluó en un estudio doble ciego, controlado con placebo y de grupos paralelos (Estudio 1, NCT04437511) en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Los pacientes tenían presencia confirmada de patología amiloide y deterioro cognitivo leve o estadio de demencia leve de la enfermedad. Se asignó aleatoriamente a 1.736 pacientes en una proporción 1:1 para recibir 700 mg de Kisunla cada 4 semanas durante las primeras 3 dosis y, a continuación, 1.400 mg cada 4 semanas (N = 860) o placebo (N = 876) durante un total de hasta 72 semanas.

El tratamiento se cambió a placebo en función de una reducción preespecificada de los niveles de amiloide medidos mediante tomografía por emisión de positrones (PET) en la semana 24, la semana 52 y la semana 76.

Los pacientes tratados con donanemab demostraron una reducción estadísticamente significativa del deterioro clínico en la Escala de Calificación Integrada de la Enfermedad de Alzheimer (iADRS) en comparación con placebo en la Semana 76 en la población general (2,92, p

Los pacientes tratados con el nuevo fármaco también demostraron una reducción estadísticamente significativa del deterioro clínico en la Escala de Calificación Clínica de Demencia – Suma de Cajas (CDR-SB) en comparación con placebo en la Semana 76 en la población general (-0,70, p

Al inicio del estudio, la población tenía una edad media de 73 años, con un rango de 59 a 86 años. El 57% de los pacientes eran mujeres, el 91% eran blancos, el 6% eran asiáticos, el 4% eran hispanos o latinos y el 2% eran negros o afroamericanos.

La información de prescripción incluye una advertencia en un recuadro sobre anomalías en las imágenes relacionadas con amiloide (ARIA). La ARIA se presenta más comúnmente como una inflamación temporal en áreas del cerebro que generalmente se resuelve con el tiempo y puede estar acompañada por pequeñas manchas de sangrado en el interior o sobre la superficie del cerebro. Generalmente no presenta síntomas, aunque rara vez pueden ocurrir eventos graves y potencialmente mortales.

Los pacientes homocigotos para ApoE ε4 tienen una mayor incidencia de ARIA, incluida la ARIA sintomática y grave, en comparación con los heterocigotos y los no portadores. Por ello, se deben realizar pruebas para determinar el estado de ApoE ε4 antes de comenzar el tratamiento para conocer el riesgo de desarrollar ARIA.

Existe el riesgo de reacciones relacionadas con la perfusión, con síntomas parecidos a los de la gripe, náuseas, vómitos y cambios en la presión arterial, y reacciones de hipersensibilidad, incluyendo anafilaxia (reacción alérgica grave y potencialmente mortal) y angioedema (hinchazón).

Los efectos secundarios más comunes de donanemab fueron ARIA y dolor de cabeza.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.abc.es y (abc) ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *