Descubren un arma prometedora contra el sarampión

 Descubren un arma prometedora contra el sarampión


El sarampión, una de las enfermedades más contagiosas, que se transmite por el aire y tiende a afectar más a los niños, está viviendo un resurgimiento en Europa y EE.UU., a pesar de contar con una vacuna. En la búsqueda de nuevas estrategias para prevenir su difusión, investigadores del Centro de Innovación en Vacunas del Instituto de Inmunología de La Jolla (LJI) han querido responder a esta pregunta: ¿Qué sucede cuando el virus del sarampión se encuentra con una célula humana? La maquinaria viral se despliega de la manera correcta para revelar piezas clave que le permiten fusionarse con la membrana de la célula huésped. Una vez que se completa el proceso de fusión, la célula huésped desaparece. Ahora pertenece al virus.

Para desarrollar nuevas vacunas y terapias contra el sarampión que detengan este proceso de fusión, los investigadores, recientemente, utilizaron una técnica de imágenes llamada criomicroscopía electrónica para mostrar, con un nivel de detalle sin precedentes, cómo un anticuerpo poderoso puede neutralizar el virus antes de que complete el proceso de fusión.

«Lo interesante de este estudio es que hemos capturado instantáneas del proceso de fusión en acción«, explica la profesora, presidenta y directora ejecutiva del LJI, Erica Ollmann Saphire, quien dirigió el estudio, publicado en ‘Science’, junto con Matteo Porotto, profesor de Patogénesis Molecular Viral (en Pediatría) en la Universidad de Columbia. »La serie de imágenes es como un libro animado en el que vemos instantáneas a lo largo del proceso de desarrollo de la proteína de fusión, pero luego vemos cómo el anticuerpo la une antes de que pueda completar la última etapa del proceso de fusión. Creemos que otros anticuerpos contra otros virus harán lo mismo, pero nunca se han obtenido imágenes como esta antes«, añade la experta.

De hecho, este trabajo puede resultar relevante más allá del sarampión, ya que este virus es sólo un miembro de la familia más grande de los paramixovirus, que también incluye el mortal virus Nipah . El Nipah es conocido por ser menos contagioso pero causar una tasa de mortalidad mucho más alta que el sarampión.

«Lo que aprendemos sobre el proceso de fusión puede ser médicamente relevante para Nipah, los virus de la parainfluenza y el virus Hendra. Todos estos son virus con potencial pandémico«, señala el primer autor del estudio e investigador postdoctoral del LJI, Dawid Zyla.

A pesar de los amplios esfuerzos en materia de vacunas, el virus sigue siendo una importante amenaza para la salud. Según la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control de Enfermedades de EE. UU., el sarampión causó alrededor de 136.000 muertes en todo el mundo en 2022, con brotes recientes en más de una docena de estados de EE.UU. Las víctimas eran en su mayoría niños menores de cinco años que no estaban vacunados o estaban insuficientemente vacunados.

«El sarampión causa más muertes infantiles que cualquier otra enfermedad prevenible mediante vacunación, y también es uno de los virus más infecciosos que se conocen«, afirma Saphire.

Según Zyla, no son sólo los niños pequeños los que corren riesgo: «La vacuna actual funciona bien, pero no se puede administrar a las embarazadas ni a las personas con sistemas inmunitarios debilitados».

No existe un tratamiento específico para el sarampión, por lo que los investigadores están buscando anticuerpos para utilizarlos como tratamiento de emergencia para prevenir la enfermedad grave. Para comprender mejor cómo el virus del sarampión se fusiona con las células, el equipo del LJI recurrió a un anticuerpo llamado mAb 77. Los investigadores han descubierto que el mAb 77 se dirige a la glicoproteína de fusión del sarampión, la pieza de maquinaria viral que el sarampión utiliza para ingresar a las células humanas a través de un proceso especializado llamado fusión.

¿Podría el mAb 77 funcionar como anticuerpo terapéutico contra el sarampión? Los investigadores descubrieron que el mAb 77 detiene el virus en medio del proceso de fusión, cuando la glicoproteína de fusión ya está parcialmente «plegándose» en la conformación correcta para completar la fusión de la membrana. Por fin, los investigadores pudieron ver exactamente cómo el mAb 77 une piezas de la glicoproteína de fusión para prevenir la infección viral. «Fue sorprendente ver cómo es realmente este paso intermedio en el proceso de fusión», afirma Zyla.

Ahora que saben cómo funciona el mAb 77, los investigadores esperan que el anticuerpo pueda usarse como parte de un cóctel de tratamiento para proteger a las personas contra el sarampión o para tratar a personas con infección activa por sarampión.

En un experimento de seguimiento, los investigadores demostraron que el mAb 77 proporcionaba una protección significativa contra el sarampión en modelos de infección por el virus del sarampión en ratas algodoneras. Las ratas algodoneras tratadas previamente con mAb 77 antes de la exposición al virus no mostraron infección o mostraron signos reducidos de infección en su tejido pulmonar.

De cara al futuro, Saphire y Zyla están interesados en estudiar diferentes anticuerpos contra el sarampión. «Nos gustaría detener la fusión en diferentes puntos del proceso e investigar otras oportunidades terapéuticas», desvela Zyla.

Zyla también planea seguir trabajando estrechamente con investigadores del sarampión en la Universidad de Columbia. «La combinación de la experiencia en biología estructural de LJI y la experiencia en biología celular y virología de Columbia fue clave para impulsar este proyecto», asegura.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.abc.es y (abc) ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *