Miguel Marcos: “Este momento, por fin, lo vivimos con alegría y con esperanza”

 Miguel Marcos: “Este momento, por fin, lo vivimos con alegría y con esperanza”


El viernes por la tarde, como muchos salmantinos en estos días, esperaba en el exterior del Multiusos Sánchez Paraíso mientras vacunaban a una persona muy importante para mí. Y creo que merece la pena contarlo y reflexionar sobre ello igual que hemos contado las situaciones tan difíciles que hemos vivido en los hospitales durante la pandemia. Hay una diferencia sustancial: este momento, por fin, lo vivimos con alegría y con esperanza. Porque pese a todos los traspiés y los vaivenes de los que hemos sido testigos en las últimas semanas, el proceso de vacunación avanza. Y avanza a buen paso. Excelentes noticias para todos, especialmente para las personas más vulnerables que van completando su inmunización frente al SARS-CoV-2. Con alegría y con esperanza también porque la vacunación nos permite ir construyendo un dique que, aunque todavía pequeño, nos ayuda ya a frenar la cuarta ola. Y no solo podemos ver la luz al final del túnel, es que ya atisbamos la salida. Solo tenemos que mirar a Israel, donde desde este domingo ya no es obligatorio llevar la mascarilla en exteriores. Y todo gracias al descenso de casos después de la vacunación masiva de su población. La sensación también es de satisfacción porque es la Ciencia la que nos ha permitido tener las vacunas en un tiempo récord. Este virus nos ha golpeado muy fuerte y nos ha puesto de rodillas, pero lo lograremos controlar gracias a estas vacunas, como ocurre con otras enfermedades infecciosas. La tecnología del ARN mensajero es un avance científico de enorme calado y ya nos ha dado esta gran alegría.

Personalmente también estoy contento por poder ocupar un lugar más tranquilo en este proceso, lejos de la primera línea, aunque tengamos que intentar resolver muchas dudas. Que las dudas sean sobre vacunarse en vez de sobre cómo afrontar la enfermedad y que los focos se desplacen de los hospitales a los centros de vacunación son dos estupendas noticias. Finalmente, la sensación también es de satisfacción porque nuestra sociedad es capaz de llevar a cabo estas vacunaciones masivas, con el enorme trabajo que llevan detrás y que debemos agradecer a todos los profesionales implicados.

Pese a que las sensaciones son positivas, no quiero pecar de exceso de optimismo. Siguen ingresando pacientes Covid-19 en los hospitales, y hay zonas de España donde la situación es muy complicada. En Salamanca esperamos no alcanzar los picos de las anteriores olas, pero la situación epidemiológica dista mucho de ser buena. Así que nos vemos obligados a recordar la necesidad de mantener las medidas preventivas para llegar a buen puerto. La máxima eficacia se obtiene cuando seguimos aplicando, además de las vacunas, todas las capas del conjunto de medidas ya bien conocidas (mascarilla, distanciamiento, ventilación, control de aforo, etc.). Es igual de importante que hace unos meses, aunque el cansancio y el desgaste sin duda hacen mella en todos. Vamos por el buen camino y solo esperamos que el suministro de vacunas permita administrarlas lo más pronto posible al resto de la población. Vacunarse es la mejor medida que se puede tomar para protegerse a uno mismo, proteger a nuestros seres queridos, y, en resumen, para salir cuanto antes de esta pandemia.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.lagacetadesalamanca.es y ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *