Martín Pérez y Andrés (profesor de Inmunología en la Universidad): “Lo recomendable es administrar la segunda dosis de AstraZeneca”

 Martín Pérez y Andrés (profesor de Inmunología en la Universidad): “Lo recomendable es administrar la segunda dosis de AstraZeneca”


Profesor del área de Inmunología de la Universidad de Salamanca, Martín Pérez y Andrés incide en que los beneficios de las vacunas están muy por encima de los posibles riesgos que, recuerda, son mucho menores que el peligro de infectarse.

–La Sociedad Española de Inmunología ha recomendado poner la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca a todas las personas que han recibido la primera, ¿usted qué opina?

–Es muy importante inmunizar a la población con cualquiera de las vacunas que están aprobadas. Aunque llevamos un tiempo relativamente corto de vacunación, ya se ha visto un efecto significativo en la reducción de infectados y fallecidos en esos grupos de población, por ejemplo, en las residencias de la tercera edad se ha pasado de casi 800 muertes semanales a 2 y de 5.000 positivos a menos de 60 a la semana. Son grupos en los cuales el sistema inmune está más debilitado por el envejecimiento, pero aún así estamos viendo un efecto tan significativo de la vacunación que es de esperar que cuando esté vacunada la mayoría de la población consigamos acercar el coronavirus a una infección residual, aunque no va a desaparecer por completo, y quizás siga como estacional.

–¿Y el caso concreto de los profesores, que les vacunaron con AstraZeneca, pero que ahora estarían fuera de los grupos de edad recomendados?

–Las noticias y decisiones que se tomaron, en apariencia contradictorias, la semana pasada lo único que han generado es confusión. En principio lo recomendable sería administrarles la segunda dosis de la misma vacuna porque hasta ahora es lo que está probado y evaluado.

–¿La solución puede ser una segunda dosis de otra vacuna?

–Es cierto que una parte de la comunidad científica cree que sería posible obtener una inmunidad similar administrando una segunda dosis de otra vacuna basada en el mismo principio. La vacuna de AstraZeneca es de adenovirus, pero no es la única, hay otras ya como la rusa y la de Janssen, sin embargo, su combinación no ha sido probada y, aunque pensamos que puede funcionar, no lo sabemos. Con lo cual, desde mi punto de vista, lo aconsejable sería que la segunda dosis fuera de la misma vacuna.

–¿Moderna o Pfizer no son una opción?

–Son vacunas diferentes, así que sería en principio más complicado.

–¿Y si algunos deciden quedarse con una dosis, estarán desprotegidos?

–Entramos en el terreno de la especulación, en un espacio completamente nuevo con vacunas que se han desarrollado siguiendo todos los estándares, pero en un tiempo muy rápido, con lo cual es normal que algunos aspectos no los conozcamos. Personalmente, no me atrevo a decir cuál puede ser el efecto de una dosis solo de vacuna. Tampoco sabemos hasta dónde se puede retrasar la segunda dosis, ni el efecto que puede tener en la eficacia, pero quedarse solo con una dosis es un error porque hay que pensar que toda esta alarma que se ha generado es por casos raros de trombosis. Hay distintos estudios pero, aproximadamente, el riesgo de trombosis por la vacuna es de 4 casos por un millón de personas, mientras que el número de pacientes de covid que han sufrido efectos trombóticos es de 165.000 por millón. Tenemos que plantearnos hasta qué punto no voy a ponerme una vacuna por unos pocos casos y me expongo a una infección en la que el riesgo es miles de veces mayor. Incluso quienes superan la infección, una parte van a tener daños permanentes en su organismo, secuelas para toda la vida.

“Es de esperar que cuando esté vacunada la mayoría de la población consigamos acercar el coronavirus a una infección residual y quizás estacional”

–¿Cuáles son las secuelas que ya se están viendo?

–El daño pulmonar, también hay algunos problemas cardiovasculares y la trombosis, que sigue siendo el signo más común en las consultas en pacientes que han sufrido una infección por covid severa.

–¿Y el sistema inmune se deteriora?

–El sistema inmune durante la infección está afectado, pero no existen, a día de hoy, evidencias de que a largo plazo vaya a estarlo.

–Uno de los problemas de la vacuna de AstraZeneca ha sido que primero se dirigió a una franja de edad y ahora se está poniendo a otra. ¿Fallaron los estudios previos?

–Cuando nos preguntamos si han fallado los estudios previos tenemos que preguntarnos a cuánta gente se puede estudiar en esa fase. En una situación de pandemia no podemos esperar a tener uno, dos o tres millones de personas en las que has probado la vacuna para empezar a administrarla, en una situación de alerta sanitaria no es ético no aceptar una vacuna hasta que se haya probado en millones de personas. Entonces no es que hayan fallado los estudios previos, sino que la trombosis que se está produciendo en algunos casos es un evento ultrarraro, que se ha empezado a observar cuando se ha vacunado a millones de personas.

–Pero ¿es normal que las vacunas produzcan trombos?

–No es raro que una vacuna produzca trombos, ni muchos otros fármacos. Por ejemplo, las píldoras anticonceptivas tienen un riesgo de trombosis 100 veces mayor que la vacuna de AstraZeneca. Y no hablemos del riesgo de trombosis de los fumadores, que es de 2.000 casos por cada millón, así que cualquier fumador que me diga que tiene miedo al riesgo de trombosis por la vacuna de AstraZeneca es para que se lo piense.

–¿Con la de Janssen ya ha habido algún caso también de trombo?

–Todas las vacunas que está probando la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se prueban en series cortas, con lo cual pueden aparecer efectos secundarios, lo importante es identificarlos y estudiar si existe algún factor que pueda predecir qué personas van a padecer esos efectos secundarias. Por eso se pone tanto celo en reportar cualquier caso con efectos adversos.

–La llegada de esta vacuna de una sola dosis puede suponer un importante impulso ¿no?

–Sí. La recomendación es que todas las vacunas aprobadas por la EMA son seguras y mientras exista un déficit debemos emplearlas todas porque el beneficio va a ser mucho mayor. Sabemos que la vacunación es efectiva hasta el día de hoy, pero no sabemos si dentro de uno, dos o tres años esas vacunas perderán su eficacia y, por lo tanto, es muy importante seguir desarrollando nuevas vacunas que permitan ampliar el repertorio de vacunados.

“Quedarse solo con una dosis de la vacuna es un error porque hay que pensar que toda esta alarma que se ha generado es por unos pocos casos raros de trombosis”

–¿Tendremos que volver a vacunarnos?

–No podemos descartar que, como ocurre con el tétanos o la difteria, necesitemos dosis de recuerdo periódicas.

–¿Y cada año como sucede con la gripe?

–‘A priori’ parece que no tiene esa capacidad de mutación tan alta y, aunque hay muchas variantes, por suerte, ya se ha visto que con algunas vacunas los individuos también son resistentes a las nuevas variantes, de hecho la inmunidad frente a ellas es mayor con la vacuna que la que se obtiene de forma natural por un contagio.

–¿Para cuándo la inmunidad de rebaño?

–Está en juego la capacidad de producir vacunas, para vacunar a toda la población se calcula que harían falta 15.000 millones de dosis de vacunas y esto requiere mucho tiempo. Yo no me atrevo a dar una fecha.

–De hecho aún no hay casi ni ensayos con niños ¿no?

–Los niños son un grupo de menor riesgo y lo vemos día a día en las escuelas. Lo urgente ahora es vacunar al mayor porcentaje de población, ya se ha reducido drásticamente el efecto letal de la infección, pero esta campaña de vacunación no va a hacer que la covid desaparezca, quedará como una infección residual y tendremos que seguir trabajando en desarrollar nuevos métodos para protegernos.

–¿Los vacunados contagian?

–Teóricamente pueden contagiar porque las vacunas que se están poniendo protegen las vías respiratorias bajas, pero la inmunidad en las vías respiratorias altas no es tan grande, así que aunque no desarrollen la enfermedad, pueden ser vectores que transmitan, por eso se está intentando desarrollar vacunas que se inoculen por las vías respiratorias altas, es el caso del proyecto de Luis Enjuanes.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.lagacetadesalamanca.es y ).

Salamanca Realidad Actual

http://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *