Los salmantinos pagarán casi 80 millones de euros a Hacienda en la campaña de la Renta



Desde el pasado miércoles, los salmantinos pueden presentar la declaración de la Renta a través de internet. La campaña de este año, que se prolongará hasta el 30 de junio, estará marcada por los ERTE a los que muchos charros fueron mandados por sus respectivas empresas, lo que puede supone que, al tener dos pagadores (empresa y SEPE) y llegar al mínimo establecido, les toque hacer la declaración o esta les salga a pagar, cuando otros años les salía a devolver o no tenían que hacerla por no alcanzar los ingresos mínimos.

En total, casi la mitad de los salmantinos (168.875) presentarán la declaración de la Renta. Una cifra que será ligeramente superior -un 0,2% más- a la del año pasado. Algo que se debe, precisamente, a los ERTE, pues cabe recordar que llegó a haber casi 15.000 personas en esta situación en el mes de abril de 2020 y que, actualmente, la cifra asciende a casi 5.000.

De hecho, y según estimaciones de la Agencia Tributaria, la cantidad que deberán pagar los salmantinos a Hacienda por su declaración de la Renta ascenderá a 80 millones de euros. Una cifra nada desdeñable y que supone un aumento del 5,3% en comparación a años anteriores. De hecho, cabe destacar que la provincia charra será la segunda con el mayor aumento porcentual de dinero a pagar de toda Castilla y León, sólo por detrás de Valladolid, donde la Agencia Tributaria estima recaudar un 28,7% más (149 millones de euros).

Según estas mismas estimaciones, la cantidad que la Agencia Tributaria devolverá en Salamanca será también de 80 millones, lo que supone un descenso del 4,3% en comparación al pasado año.

Es decir, que a grandes rasgos, los salmantinos pagarán más y recibirán menos devoluciones en la declaración de la Renta de este año, pese a que la cantidad sea la misma para ambos aspectos: 80 millones de euros.

En lo que a Castilla y León se refiere, la cuantía que prevé ingresar Hacienda es de 572 millones de euros, con un aumento del 9,3% respecto a la de la campaña 2019; mientras que las devoluciones ascenderán a 636 millones, con un descenso del 4,9%.

Por provincias, la cuantía a devolver a los contribuyentes bajará en todas las provincias, en Valladolid (149 millones de euros), un 6,2%; Burgos (107), 5,5%; Segovia (38), 5,1%; Zamora (38), 4,5%; León (118) y Salamanca (80), 4,3%, en ambos casos; Soria (25), 3,9%; Palencia (43), 3,5%; y Ávila (38), 2,9%.

La cuantía a pagar crecerá más en Valladolid (196 millones de euros), 28,7%; seguida por Salamanca (80 millones), 5,3%; Burgos (83), 3,9%; León (85), 3,4%; Segovia (32), dos%; y Ávila (25), 1,9%. Por el contrario, bajará en Zamora (24 millones de euros), menos 11,6%; Soria (16), menos 6,9%; y Palencia (32), 5,4%.

El número total de declaraciones subirá en Valladolid (284.273), uno%; Segovia (79.674), 0,7%; Ávila (78.345), 0,6%; Soria (50.847), 0,4%; y Burgos (199.427), 0,3%; y Salamanca (168.875), 0,2%. En Palencia (86.386), permanecerán estables; y bajarán en Zamora (84.762), menos 0,5%; y León (235.235), menos 0,2%.

Ya se han presentado casi 10.000 declaraciones, un 5% menos que el pasado año a estas alturas

En los tres primeros días de la declaración de la Renta (del 7 al 9 de abril), los salmantinos presentaron casi 10.000 declaraciones. En total, 9.361 solicitudes, lo que supone una bajada del 5,46% en comparación al mismo período del pasado año. En cuanto al importe solicitado en las devoluciones, el total de Salamanca asciende a 6.831.000 euros, lo que supone un 5,55% menos.

En el conjunto de España, se realizaron en los tres primeros días de la campaña de la Renta 2020 un total de 1.388.092 solicitudes de devolución por las 1.460.398 registradas el pasado año, lo que supone un descenso del 4,95%. El importe solicitado se eleva a algo más de 1.054 millones de euros, cantidad que también supone una reducción del 8,4% con respecto a los más de 1.150 millones solicitados en la campaña de la Renta de 2019.

¿Cuándo es obligatorio presentar la declaración de la Renta?

Los contribuyentes tienen que presentar declaración por IRPF cuando sus rendimientos del trabajo superan los 22.000 euros. Ahora bien, cuando cuentan con dos o más pagadores -sería el caso de un empleador y del SEPE-, ese límite se reduce a 14.000 euros si el importe percibido por el segundo y restantes pagadores supera los 1.500 euros.

En el caso de que se hayan percibido del SEPE abonos no procedentes o superiores a los que corresponden, a efectos de la declaración en la Campaña de Renta, será diferente en función de si el SEPE ha iniciado o completado ya el expediente de reintegro de ese exceso en el momento en que el contribuyente presente su declaración, o si todavía el expediente de reintegro no se ha iniciado.

Además, todos los perceptores del Ingreso Mínimo Vital deben presentar la declaración, independientemente del importe de sus ingresos.

Lo que deberá declararse, como rendimientos del trabajo, son las cuantías que superen los 11.279,39 euros (1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, IPREM) en el caso de que, junto al IMV, se perciban otras ayudas a colectivos con riesgo de exclusión social, como la Renta Mínima de inserción, rentas garantizadas y ayudas similares de CC.AA. y ayuntamientos. Solo se debe declarar, y tributar, por ese exceso, precisa Hacienda.

Para los supuestos de familias beneficiarias del IMV con hijos menores, Hacienda recomienda la presentación de una declaración conjunta de todos los miembros en caso de estar casados los progenitores. En ausencia de matrimonio, uno de los dos progenitores podrá presentar declaración conjunta con los hijos, y el otro, declaración individual.

¿Cómo obtener el borrador?

Todos los contribuyentes, cualquiera que sea la naturaleza de las rentas obtenidas, podrán obtener el borrador de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración (Renta WEB), tras aportar, en su caso, determinada información que les será solicitada al efecto, u otra información que el contribuyente pudiera incorporar.

ERTE e Ingreso Vital Mínimo

A las dudas tradicionales sobre la declaración de la Renta (quién tiene la obligación de realizarla, cómo declarar una vivienda o realizarla de forma conjunta o por separado si estás casado o casada) este año se suman las peculiaridades de 2020: las prestaciones derivadas de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) y el comienzo del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Para ayudar a los contribuyentes, la Agencia Tributaria ha elaborado dos guías, una para los preceptores de las prestaciones de los ERTE y otra para los beneficiarios del IMV, en las que aclara ciertos aspectos a tener en cuenta. Además, afirma que enviará cartas a los beneficiarios de ambas prestaciones.

En el caso concreto de los trabajadores en ERTE, Hacienda recuerda que esta prestación es un rendimiento del trabajo sujeto al IRPF y no exento, y concreta que los problemas con la que se pueden encontrar los beneficiarios son dos: la posibilidad de resultar obligados a presentar declaración al contar con dos pagadores, su empleador y el propio SEPE; o haber recibido abonos del SEPE no procedentes.

La Agencia Tributaria, de cualquier forma, va a realizar un envío de cartas informativas a aquellos perceptores de ERTE que no presentaran declaración en la Campaña de Renta anterior y reforzará la asistencia personalizada para facilitar la presentación de la declaración y la resolución de dudas a todos los perceptores de estas prestaciones del SEPE que lo necesiten.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.salamanca24horas.com y ).

Salamanca Realidad Actual

http://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *