Las técnicas de imagen muestran el daño que causan la carnes rojas sobre el corazón

 Las técnicas de imagen muestran el daño que causan la carnes rojas sobre el corazón


Madrid
Actualizado:

Guardar

Un estudio realizado en cerca de 20.000 personas ha visto que un mayor consumo de carne roja y procesada se asocia con una peor función cardíaca. Presentada en el
Congreso ESC Preventive Cardiology 2021
, la investigación viene a reforzar la vínculos entre la carne roja y las enfermedades cardíacas.

Son muchos los estudios que ha mostrado la relación entre un mayor consumo de carne roja y riesgo elevado de ataques cardíacos o de fallecer por enfermedades cardíacas, comenta la autora del estudio, Zahra Raisi-Estabragh, de la
Universidad Queen Mary de Londres
(Reino Unido), pero ahora, «por vez primera, hemos examinado las asociación entre el consumo de carne y la salud cardiaca a través de técnicas de imagen».

Según la investigadora, esto puede «ayudarnos a comprender los mecanismos previos a las conexiones ya observadas con las enfermedades cardiovasculares».

Un total de 19.408 participantes del Biobanco del Reino Unido participaron en el estudio. Los investigadores examinaron los vínculos entre de la ingesta autoinformada de carne roja y procesada con la anatomía y función del corazón.

El estudio contempló tres tipos de medidas cardíacas. En primer lugar, la función cardíaca evaluada mediante por técnicas de resonancia magnética cardiovascular utilizadas en la práctica clínica, como el volumen de los ventrículos y las medidas de la función de bombeo de los ventrículos.

Los resultados mostraron que una mayor ingesta de carne roja y procesada se asoció con peores resultados en todas las medidas estudiadas en las pruebas de imagen de la salud del corazón.

Además, la técnica radiómica CMR que se emplea en la investigación para extraer información detallada de las imágenes del corazón, como la forma y la textura (que indica la salud del músculo cardíaco). Por último, la elasticidad de los vasos sanguíneos (las arterias elásticas son más saludables).

Los datos obtenidos se ajustaron en función de ortos factores que podrían influir: edad, sexo, educación, tabaquismo, consumo de alcohol, actividad física, hipertensión arterial, colesterol alto, diabetes y el índice de masa corporal (IMC) como medida de obesidad.

Los resultados mostraron que una mayor ingesta de carne roja y procesada se asoció con peores resultados en todas las medidas estudiadas en las pruebas de imagen de la salud del corazón.

En concreto, las personas que comían mayor cantidad de carne tenían los ventrículos más pequeños, una función cardíaca más deficiente y las arterias más rígidas, todos indicadores de una peor salud cardiovascular.

Los investigadores también verificaron las relaciones entre las medidas de imágenes del corazón y la ingesta de pescado azul, que se ha relacionado con una mejor salud del corazón. Así descubrieron que a medida que aumentaba el consumo de pescado azul, la función cardíaca mejoraba y las arterias se estiraban más.

Descubrieron que a medida que aumentaba el consumo de pescado azul, la función cardíaca mejoraba y las arterias se estiraban más

La Dra. Raisi-Estabragh dijo:

«Los hallazgos respaldan las observaciones anteriores que vinculan el consumo de carne roja y procesada con enfermedades cardíacas y aportan información sobre los vínculos con la estructura y función vascular y cardíaca», comenta Raisi-Estabragh.

Si bien es cierto que la hipertensión arterial, el colesterol alto, la diabetes y la obesidad pueden explicar esta relación, solo lo hace parcialmente.

«Se ha sugerido que estos factores podrían ser la razón de la relación observada entre la carne y las enfermedades cardíacas -explica Raisi-Estabragh- Por ejemplo, es posible que una mayor ingesta de carne roja cause un aumento del colesterol en sangre y esto, a su vez, promueva las enfermedades cardíacas. Nuestro estudio sugiere que estos cuatro factores juegan un papel en los vínculos entre la ingesta de carne y la salud del corazón, pero no son los únicos».

Aunque no explica a través de qué mecanismos, la investigadora señala que ya hay evidencias que muestran que «la carne roja altera el microbioma intestinal, lo que genera un incremento de ciertos metabolitos en la sangre, que a su vez se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca».

Ver los
comentarios



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.abc.es y (abc) ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *