Hoy no opino, agradezco

 Hoy no opino, agradezco


Los objetivos se consiguen actuando, trabajando mucho, bien y centrando todas las fuerzas posibles en conseguir eso que tanto ansiamos

Desde hace bastante tiempo me gusta frenar de lleno en mi camino y mirar atrás en busca de aquellos momentos donde éste se antojaba escarpado, laberíntico y desapacible. Momentos en los que he tenido que remar a contracorriente, apoyándome en mi propio trabajo y desoyendo los cantos de sirena de aquellos que pedían mi rendición. ¿Rendición? Nunca existió esta palabra en mi mente.

Lo que estáis viendo ahora no es otra cosa que el resultado de mil y una caídas durante este recorrido. Es cierto que vendo libros, que publico textos con bastante frecuencia y que quizá la opinión de los mismos sea positiva. Lo agradezco y lo celebro a partes iguales, pero no siempre fue así, podéis creerme. Presentaciones de todo menos multitudinarias, firmas donde apenas fueron dos o tres personas y decenas de anécdotas nefastas que instauraron las dudas en mi cabeza y me invitaron a reflexionar sobre si lo que estaba haciendo tenía un propósito firme o era una quimera.

Dudar es sano, humano y humilde, pero inútil ante cualquier meta. Los objetivos se consiguen actuando, trabajando mucho, bien y centrando todas las fuerzas posibles en conseguir eso que tanto ansiamos. Por eso las largas noche de borrones y cuentas nuevas, los paseos con mi mochila cargada de libros, apostando firme por todo lo que había escrito dentro de ellos. Por esa cara que se me quedaba cada vez que ofrecía mi novela en una librería y el encargado, con la expresión de indiferencia más absoluta, me respondía preguntando “¿La has escrito tú? Vaya, no tenía ni idea”.

También por esa gente que ha comprado más libros de los necesarios para regalarlos y que yo pudiera decir que los había vendido todos. Por esas personas, medios e instituciones que ignoraron mi trabajo en un principio y también por esos otros que se han mantenido perennes desde el inicio, apoyando las idas y venidas de este escritor desconocido.

Miro atrás y siento el apoyo de muchísima gente. Personas anónimas (y no tan anónimas) que gastaron tiempo de sus vidas en mí, en mis obras, en mi trabajo, en mi sueño. Gente de todas las edades, sexos, lugares… Gente especial y única que supieron ver mis defectos pero también las virtudes, dándome empujones cariñosos e indicándome, muchas veces, el camino por donde tenía que continuar. Ni en mil vidas podré agradeceros todo lo que habéis hecho por mí.

Hoy me fijo en lo caminado y llego a la conclusión de que todo esto no ha hecho más que comenzar. Faltan miles de horas de flexo, de escritura y de quebraderos de cabeza, momentos donde estaré contra la espada y la pared, situaciones que me harán volver a frenar mis pasos y detenerme en este camino tan bonito. Instantes en los que regresarán estos pensamientos a mi mente inundándome de fuerza, de ganas de continuar, de seguir, de cumplir este y muchos sueños más.

Hoy no opino, no me apetece. Prefiero entregaros todos los agradecimientos que llevo guardados dentro de mí y que tantas ganas tenía de soltar. Comprar un libro no es solo comprar un libro, nada más lejos de la realidad. Es confiar en una persona, insuflarle ánimos de continuar y hacerle ver, con esa simple acción, que le apoyas al cien por cien en la consecución de su objetivo. Por eso disfruto tanto firmándolos y a la vez siento tanta responsabilidad, porque me da miedo que quizá no sea capaz de condensar en unas pocas líneas el orgullo y la vida que me dais cada uno de vosotros cuando os detenéis unos minutos para leer algo mío.

Yo hace años no era nadie y quizá ahora tampoco lo sea, pero hace tiempo empecé un viaje muy duro y me habéis demostrado que, con vuestro apoyo, la línea de meta está cada día más cerca.

GRACIAS LECTORES, GRACIAS DE CORAZÓN.

Hoy no opino, solo agradezco. A vosotros, sin excepción, ¡os quiero!

Nos leemos por aquí el próximo domingo o, hasta entonces, en Instagram (@rubenjuy) y en mi página de Facebook (Rubén Juy).



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: salamancartvaldia.es y ).

Salamanca Realidad Actual

http://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *