El daño celular de los dispositivos que calientan pero no queman no es menos dañino que el de los cigarrillos

 El daño celular de los dispositivos que calientan pero no queman no es menos dañino que el de los cigarrillos


MADRID
Actualizado:

Guardar

Los productos Heat not Burn (calientan pero no queman), un híbrido entre los cigarrillos tradicionales y los dispositivos electrónicos de vapeo, parecen ser igualmente perjudiciales para la salud que los cigarrillos convencionales, sugiere un pequeño estudio publicado hoy en la revista
«Thorax»
.

Estos productos contienen nicotina y tabaco, pero la industria tabacalera los ha comercializado como una alternativa menos dañina al tabaco convencional debido a que no producen las sustancias químicas nocivas específicas que se liberan cuando el tabaco se quema.

Sin embargo, este trabajo realizado en muestra que el impacto celular de estos productos puede no ser menos dañino que los cigarrillos.

El tabaquismo mata a 6 millones de personas cada año en todo el mundo. Aumenta el riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, arteriopatía periférica y aneurisma aórtico abdominal, porque tiene un papel en todas las etapas del endurecimiento y bloqueo de las arterias.

Y causa enfisema e hipertensión pulmonar, porque contribuye al daño de los vasos sanguíneos en los pulmones.

En concreto, contribuye a la disfunción endotelial, por lo que el revestimiento de los vasos sanguíneos pequeños y grandes se ve dañado, lo que hace que las arterias se contraigan en lugar de dilatarse o que los vasos sanguíneos se inflamen más.

El tabaquismo mata a 6 millones de personas cada año en todo el mundo.

Los investigadores querían saber si estos efectos también podían observarse en personas que usaban estos productos y compararon la disfunción endotelial, el estrés oxidativo y la activación plaquetaria en 20 no fumadores (edad media 28 años), 20 fumadores convencionales de cigarrillos a largo plazo (27 años) y 20 usuarios a largo plazo de productos estos dispositivos de tabaco sin humo ni combustión (33 años).

Los fumadores convencionales habían estado fumando durante un promedio de 3,5 años, mientras que los dispositivos de tabaco sin humo ni combustión los habían estado usando 11 veces al día durante un promedio de 5 años.

Los hallazgos mostraron que, en comparación con no fumar, el uso prolongado de productos para calentar y no quemar se asoció con una función endotelial reducida y un mayor estrés oxidativo y activación plaquetaria.

Y los resultados no mostraron no diferencias significativas entre los fumadores de cigarrillos convencionales y los usuarios de estos productos.

Los investigadores reconocen que se trata de un estudio observacional, por lo que no se puede establecer la causa y que además tiene algunas limitaciones: pequeño número de participantes, falta de asignación aleatoria a cada grupo y la incapacidad de confirmar que un participante no era un usuario dual de cigarrillos convencionales y productos que no se queman con calor.

Ver los
comentarios



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.abc.es y (abc) ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *