El Covid-19 aumenta el riesgo de depresión y de demencia

 El Covid-19 aumenta el riesgo de depresión y de demencia


Madrid
Actualizado:

Guardar

Las personas que han tenido un Covid-19, especialmente aquellos en los que la enfermedad fue más grave, tienen un mayor riesgo de depresión o demencia a partir de los 6 meses posteriores a la infección por el SARS-CoV-2. Los riesgos fueron mayores.

Esta información, publicada en
«The Lancet Psychiatry»
, podría ayudar en la planificación e identificación de las prioridades para el manejo de las persona que han sufrido un Covid, señalan los investigadores de la Universidad de Oxford, Oxford (Reino Unido).

Según este trabajo, casi un tercio de las personas que ha tenido Covid desarrollaron o tuvieron una recaída de una condición psicológica o neurológica.

Aunque aquellos que estuvieron en el hospital o en cuidados intensivos tenían un riesgo aún mayor.

¿Las causas? El estudio sugiere que tanto el estrés como el virus pueden tener un impacto directo.

Aunque aquellos que estuvieron en el hospital o en cuidados intensivos tenían un riesgo aún mayor – Archivo ABC

Este equipo de la
Universidad de Oxford
analizó científicos los registros médicos electrónicos de más de medio millón de pacientes de EE. UU. Además, evaluaron sus probabilidades de desarrollar alteraciones psicológicas o neurológicas como demencia, ansiedad, depresión, hemorragia cerebral, párkinson, psicosis.

Según este trabajo, casi un tercio de las personas que ha tenido Covid desarrollaron o tuvieron una recaída de una condición psicológica o neurológica

De todo ellos, el estudio mostró que la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo eran el diagnóstico más común entre las personas que había pasado un Covid, aunque señalan que la causa más probable fuera al estrés de la experiencia de estar muy enfermo o ser trasladado al hospital, señalan los investigadores.

Sin embargo, otras consecuencias, como el accidente cerebrovascular y la demencia, es posible que se debieran a los impactos biológicos del virus en sí, o de la reacción del cuerpo a la infección en general.

Los investigadores advierten que se trata de un estudio observacional por lo que no es posible afirmar que el Covid-19 era responsable de estos diagnósticos, y es posible que algunas de estas personas hubieran tenido un derrame cerebral o depresión en los seis meses posteriores a su Covid-19 independientemente de la enfermedad.

Sin embargo, cuando compararon un grupo de personas que habían tenido Covid-19 con otros dos grupos, uno con gripe y el otro con infecciones respiratorias respectivamente, concluyeron queel Covid-19 se asoció con más problemas neurológicos que otras enfermedades respiratorias.

Así por ejemplo, las personas que sufrieron un Covid-19 tenían un 16% más de probabilidades de desarrollar un trastorno psicológico o neurológico a los 6 meses que después de las otras infecciones respiratorias, y un 44% más de probabilidades que las personas que se recuperaban de una gripe.

Además, cuanto más enfermo había estado el paciente con Covid, más probabilidades había de recibir un diagnóstico posterior de salud mental o trastorno cerebral.

Los trastornos del estado de ánimo, ansiedad o psicóticos afectaron al 24% de todos los pacientes, pero aumentaron al 25% en los ingresados ​​en el hospital, al 28% en las personas que estaban en cuidados intensivos y al 36% en las personas que experimentaron delirio mientras estaban enfermos.

Además, evaluaron sus probabilidades de desarrollar alteraciones psicológicas o neurológicas como demencia, ansiedad, depresión, hemorragia cerebral, párkinson, psicosis

Los accidentes cerebrovasculares afectaron al 2% de todos los pacientes con Covid, aumentando al 7% de los ingresados ​​en la UCI y al 9% de los que tenían delirio.

Y la demencia se diagnosticó en el 0,7% de todos los pacientes con Covid, pero en el 5% de los que habían experimentado delirio como síntoma.

«Hay evidencia de que el virus ingresa al cerebro y causa daño directo», explica el Masud Husain, de la
Universidad de Oxford.

Pero además puede tener otros efectos indirectos; así por ejemplo, al afectar la coagulación de la sangre, puede provocar accidentes cerebrovasculares y la inflamación general que ocurre en el cuerpo cuando responde a una infección puede afectar al cerebro.

Para poco más de un tercio de las personas que desarrollan una o más de estas afecciones, este fue su primer diagnóstico. Pero incluso cuando se trataba de una recurrencia de un problema preexistente, los investigadores dijeron que esto no descartaba la posibilidad de que el Covid hubiera causado la enfermedad.

Los investigadores concluyen que este tipo estudio solo puede mostrar asociaciones y que harán falta estudios de cohortes prospectivos para identificar los mecanismos y evaluar la causalidad.

Ver los
comentarios



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.abc.es y (abc) ).

Salamanca Realidad Actual

http://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *