Educación relaja de nuevo los criterios para aprobar el curso

 Educación relaja de nuevo los criterios para aprobar el curso


Paso inesperado el que ha dado la Consejería de Educación. Sin que nadie lo esperara, este lunes publicó una instrucción en la que establece los mismos criterios que el curso pasado para la promoción de curso y la titulación de las enseñanzas en el curso actual. Una decisión que implica que de nuevo abrirá la mano a la hora de evaluar los conocimientos y destrezas adquiridos por los estudiantes. La aplicación de estas medidas supuso hace un año que el número de aprobados alcanzara porcentajes que jamás se habían visto.

La instrucción se aplica a todas las enseñanzas: Primaria, Secundaria, Bachillerato, FP, las de régimen especial y educación para adultos. Además, repite el esquema aprobado para el curso pasado, pese a que en el actual las clases se han desarrollado con normalidad en la mayoría de centros, a diferencia de lo ocurrido hace un año, en el que el tercer trimestre el aprendizaje fue telemático por el confinamiento domiciliario.

La Consejería de Educación recuerda a los docentes que la repetición de curso “se considerará una medida excepcional” que se tomará una vez que se hayan agotado todas las medidas de refuerzo y apoyo al alumno. En el caso de que la repetición sea la única medida posible respecto al alumno, la Junta establece que deberá justificarse con los antecedentes del alumno, su falta de rendimiento durante todo el curso escolar, el suspenso en las evaluaciones extraordinarias, además de tener en cuenta las “circunstancias personales, familiares y sanitarias” que le hubieran podido afectar.

La segunda indicación resulta más concreta. Educación mantiene que la decisión de promoción de un curso a otro o de titulación seguirá los criterios del curso pasado. Esto significa que los docentes deberán “valorar positivamente el esfuerzo, la dedicación y la trayectoria” del estudiante, además de indicarles que han de aplicar “la máxima flexibilidad” que permita el marco normativo. Planteamientos que significan que los docentes han de hacer todo lo posible para aprobar a los alumnos.

La argumentación de la Administración regional para levantar la mano hace referencia al Real Decreto-ley 31/2020, por el que se adoptaron medidas urgentes en la educación no universitaria el curso pasado. La norma, no obstante, fija que la vigencia de esas medidas tendrán vigencia “hasta la finalización del curso académico en el que las autoridades (…) determinen que han dejado de concurrir las circunstancias extraordinarias derivadas de la pandemia (…) que motivaron su aprobación”. Aunque es verdad que la covid sigue muy presente, también es cierto que la situación actual difiere de la que tuvo lugar en el tercer trimestre del curso pasado y que motivó la adopción de este Real Decreto-ley. Desde marzo los estudiantes no volvieron a pisar un aula y la enseñanza se ciñó al modo digital hasta final de curso, con evidentes carencias. Ahora, sin embargo, las clases se han desarrollado con relativa normalidad, incluso con menos alumnos por profesor en algunos centros, lo que favorece el aprendizaje.

La flexibilización aplicada el curso pasado supuso que la cifra de aprobados en junio se disparara. Una prueba del impacto que tuvo lo da la cifra de inscritos en Salamanca en la primera convocatoria de la EBAU, al alcanzar los 1.666, un 21% más que un año antes. Una situación que seguramente se repetirá este curso.



Fuente de la noticia: Pulsa para ver la noticia en el periódico que ha sido publicada.

(Salamanca Realidad Actual es un lector de noticias FEED que unifica las noticias de diferentes periódicos sobre Salamanca. No hemos redactado ninguna de las noticias aquí publicadas y la totalidad de el copyright de esta noticia pertenece a: www.lagacetadesalamanca.es y ).

Salamanca Realidad Actual

https://salamancarealidadactual.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *